0 Comentarios

Cómo afrontar el  COVID-19 desde la perspectiva del marketing

16/04/2020
Posted by Enrique Lite on 16/04/2020

¿Dónde estamos?

No me voy a detener demasiado sobre esto, pues seguro que ya has leído mucho contenido al respecto. Precisamente creo que ese es uno de los grandes problemas al que nos enfrentamos, el exceso de información y la dificultad cada vez mayor para distinguir lo veraz de lo que no lo es.

Como afrontar el  COVID-19 desde la perspectiva del marketingn

Resumiendo, podemos decir que estamos ante un momento sin precedentes en la historia contemporánea. Vivimos una situación que nos confina en casa y obliga a cerrar todo tipo de negocios. Una situación que está poniendo al límite la sanidad de nuestro país y llevando a muchos profesionales a jugarse la vida cada día por nosotros. 

Pero como decía al principio este no es un artículo sobre el estado en el que nos encontramos, sino sobre qué podemos hacer. 

 

¿Qué podemos hacer?

No tengo ninguna duda de que lo más importante es mantener intactos nuestros principios y los de nuestra compañía. Hay cosas que no son negociables bajo ninguna circunstancia: Coherencia, Honestidad, Autenticidad, Compromiso y Confianza

Pero estos principios no tienen ningún valor si no ponemos por delante a las personas. Tus empleados, colaboradores, proveedores, clientes, competidores. Y cada uno con su nombre y apellidos, sin importar el cargo o el volumen de negocio que genere para tu empresa. Cada uno cuenta y todos ellos tiene una historia detrás que debes conocer, entender y respetar. 

¿Qué mensaje estamos transmitiendo si dejamos de comunicarnos con ellos? ¿Crees que estarán ahí esperando mañana si hoy les das la espalda?  Y es que cada acción que realizamos cuenta, pero también lo que dejamos de hacer.

 

De esto solo salimos juntos, actuando con responsabilidad y respeto por los demás. Seamos coherentes en las decisiones que tomemos, honestos con nuestros empleados, colaboradores y proveedores, auténticos en lo que hacemos, comprometidos con nuestros objetivos y hagámonos merecedores de la confianza de nuestros clientes.


1. EVALÚA Y ADAPTA TODA TU ESTRATEGIA ACTUAL

Es preciso evaluar todos nuestros canales de forma constante y adaptarlos a las necesidades en tiempo real. Hoy más que nunca es momento de escuchar y aportar, los mensajes de marca unidireccionales y narcisistas no tienen cabida, si es que alguna vez la tuvieron. Nuestra prioridad como marca, especialmente ahora, es ser útiles.

No hay un manual que nos indique los pasos a seguir en un momento como este, pero teniendo en cuenta lo rápido que evoluciona el mercado, no hablamos de meses sino de días, nuestras campañas y estrategias deben ser igualmente flexibles y dinámicas. Ahora lo único que podemos dar por hecho es que lo que ayer funcionaba probablemente hoy ya no.

Me da la impresión de que para muchas empresas esto del COVID-19 de ha convertido en una especie de Black Friday constante, impregnado de falsa solidaridad y épica de garrafón. Creo que esto es consecuencia de 2 cosas: querer seguir aplicando las mismas estrategias en un contexto completamente distinto y carecer de los principios necesarios para afrontar un reto de esta magnitud.

Hay que cuidar hasta el mínimo detalle nuestras campañas: creatividades, copys, vídeos… y adaptarlos al contexto para que resulten adecuados a la realidad presente. Dificilmente lo que tenías planificado y preparado hace un mes sirva para publicarlo ahora.

Como afrontar el  COVID-19 desde la perspectiva del marketing


2. APORTAR VALOR, SER RELEVANTES Y ÚTILES

No es tiempo de multiplicar las acciones a realizar, sino más bien de enfocarnos en realmente ser relevantes y aportar valor. Si no somos capaces de conseguirlo, lo mejor es reflexionar y dejar de ser una fuente más de ruído. 

Es increíble la cantidad de invitaciones a webinars y formaciones de todo tipo que recibo cada día: transformación digital, teletrabajo, mindfulness, resiliencia… Promos y ofertas para productos que no me interesan lo más mínimo, correos masivos con chorradas de todo tipo. Parece que hay cierta desesperación por encontrar formas de llegar al cliente a toda costa sin pensar en sus necesidades, ni siquiera en ayudar, solo en vender y captar leads. 

Francamente de todo esto ya sobraba, y vendehumos tenemos para aburrirnos, no te conviertas en uno más y invierte tu tiempo en lo que realmente sepas hacer. 

No es el momento ideal para vender, pero desde luego, mucho menos el momento de aprovechar las circunstancias para vender de forma oportunista si nuestro producto/servicio lo permite u obtener leads prometiendo lo que no seremos capaces de cumplir. 

Tampoco es tiempo para las tonterías fuera de tono. El humor siempre es un buen recurso, pero hay que usarlo con inteligencia y buen gusto para no caer en el ridículo o la falta de respeto, máxime cuando tantas personas enferman, fallecen o pierden a sus seres queridos. Esto tampoco debe llevarnos a un tono épico y solemne, simplemente es una cuestión de delicadeza y sentido común, pero resulta cuando menos curioso, ver la cantidad de marcas que se han equivocado en algo tan simple. Es cierto que determinados sectores, por la propia naturaleza de sus productos o servicios, se prestan menos a determinados mensajes, pero siempre es mejor estar callado antes que quedar en evidencia.

 

3. CONECTAR CON NUESTROS CLIENTES DE VERDAD

Es momento de conectar con nuestros clientes de verdad, sin poses ni mensajes grandilocuentes que apesten a publicidad sobrevenida. Conectar requiere empatía y escucha activa, sin un interés sincero es imposible lograr nada. Olvídate de las transacciones e intenta entender en profundidad a las personas que te han permitido hasta ahora mantener tu negocio.

Y ojo aquí no estoy hablando de una estrategia, sino de algo que debe nacer desde dentro para que tenga sentido. Tan perjudicial es para tu comunicación la irrelevancia como la solidaridad impostada.

Estamos en un momento ideal para mejorar nuestro posicionamiento, reforzar nuestra identidad y replantear la forma en que conectamos con nuestros clientes. Si es necesario repensemos nuestro modelo de negocio ¿Qué podemos hacer mejor? ¿De qué forma podemos ayudar a mejorar la vida de nuestros trabajadores y clientes? ¿Qué necesitamos y qué es prescindible? No tratemos esto como un ejercicio de Responsabilidad Social Corporativa, sino como una catarsis que nos permita cambiar desde dentro siendo fieles a nuestros principios y poniendo siempre el foco en las personas, pues éstas son lo único que realmente importa.

La creatividad también juega un papel clave en este aspecto, pues es el medio a través del cual podemos dar forma a todas esas ideas que queremos expresar y nos ayudará a conectar con nuestra comunidad.

Solicitar consultoría Inbound

No dejes pasar esta oportunidad

Seamos valientes y miremos de frente al futuro ¿Dónde nos gustaría estar dentro de un año? ¿Qué podemos hacer para conseguirlo?  

Habrá sectores más castigados que otros, unos saldrán antes y a otros les costará más levantarse. Pero el mercado va seguir ahí. 

Estamos en un momento de cambio sin precedentes. Ojalá esta crisis nos sirva a todos para entender que podemos hacer las cosas de otra manera, que deberíamos ser más respetuosos con nosotros mismos y los que nos rodean, nuestro tiempo, la vida en sus múltiples formas y la propia naturaleza. 

Es necesario un cambio de modelo, de nuestros hábitos. Quizá esto solo sea un aviso y aún estemos a tiempo de cambiar el rumbo. Pero sólo seremos capaces de lograrlo si lo hacemos juntos. Pues si algo nos está demostrando esta crisis es que todo está perdido si cada cual hace la guerra por su cuenta.

Etiquetado como: marketing digital




Enrique Lite

Escrito por Enrique Lite

Director en MOIO


También te puede interesar...